Dulce – Henry J. White – 19.9.09

¿Por qué no dejar que mis manos
se entrelacen en tu camino?
¿Por qué no construir con los ojos
el silencio de tus labios?

Perderme entre susurros tentativos,
desear que mis versos te sientan.
Bajo las caricias de tu piel,
bajo las sonrisas de tus manos.

Dulce regalo es el haberte conocido,
mas dulce que lo que anhelo.
Dulce silencio del Viento,
dulce Fuego que siento.


Corregida el 13 de Enero del 2017
Texto: #175
Poesía: #114

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.