Nana – Henry J. White – 21.9.09


Dos ‘ojitos’ negros me acompañan en la siesta,
Un suspiro se acurruca junto a mi espalda.

Guardo tus sonrisas junto a mi almohada,
las sabanas que me cubren, me muestran:
Tu dulce alma,
cuidando de mi cama

Ya me duermo…Ya sueño…
mientras de tus labios,
una nana se hace de mi dueño.


Corregida el 13 de Enero del 2017
Texto: #177
Poesía: #116

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario