Voz – 07.04.20 – Henry J. White

No me importa tu ideología,
ni del bando que seas,
no vengo a convencerte,
solo a contar mi historia.

Bueno, nuestra historia,
la de nuestros abuelos,
las de los que se han ido.

La de los enfermeros, los cuidadores,
los médicos, la de los limpiadores,
los del ejército, los celadores.

No me importa tu ideología,
solo vengo a contar una historia,
que nos une a todos y a todas.

Una historia que no entiende de raza,
ni de género, ni de religión.
Que no discrimina por edad,
ni ideas, ni banderas.

Una historia que nos márcara,
nos unirá a cada uno y cada una
de diferentes maneras.

Hoy vengo para dar voz
de los que se han ido, y de los que se irán,
de los que luchan, también de los que sobrevivirán.

De aquellos a quien ni les ha rozado,
de otros tantos que de lleno les ha pillado.

No soy especial, solo uno más,
una voz que quiere gritar y llorar,
sanar y cuidar.

Soy la voz del enfermo, y del sano,
del trabajador y del que se ha quedado en paro,
solo uno más, otro mas
diferente e igual que todos los demás.

Hoy soy la tinta
que médicos y medicas del mundo entero,
rubrican en su informe con un:
«time of death».

Hoy soy el aplauso de cada persona,
para toda persona del mundo.
También en cada mejilla estoy,
pues las lágrimas que surcan en estos días [soy].

Hoy soy la muerte, y también la vida.
Hoy soy lo bueno y también lo malo
el desaliento y el ánimo.

Hoy soy el recuerdo, y tu sueño
La fuerza y tu compañero.
el abrazo y el duro desempeño.

Hoy te echare de menos,
Espero que seas feliz,
Allí, donde quiera que vayas
estaré siempre, siempre junto a ti.

Te quiero Abuelo.
Buenas noches, descansa.
Se que cuidaras de mí.


A mi Abuelo Joaquín Andréu García, a tu abuelo, a nuestros abuelos, y a cada persona que se fue, se ha ido, y se ira.
Animo. No estáis solos.
07 abril 2020 – COVID19