XII – Henry J. White – 4.2.2001

Besas como una diosa,
una diosa con una rosa.
Tu que eres bella y golosa,
golosa y muy amorosa.
Te quiero y por ello
te regalo otra rosa.

Esos labios rojos,
son fuego pasión
que al besarles,
crea una fusión.

Un efusivo abrazo,
un largo beso.
Un amor apasionado,
una pasión amada.

Mi corazón se funde en tu corazón.


*Para Laura M. “Princesa de mi alma, reina de mi corazón, guardiana de mis labios”*


Corregida: En Enero del 2017 .
Texto: #14
Poesía: #3

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.