Etiqueta: Alma

Entre tus besos y el incierto infierno – 18.8.12 – Henry J. White

Entre tus besos y el incierto infierno – 18.8.12 – Henry J. White

idorepa001p1

Las sabanas corroen mis sueños,
manipulados por grotescos espectros,
que riendo digieren mis mas puros instintos,
y caigo en espiral al Segundo Círculo.

Y soy arrastrado entre lascivos
y lujuriosos demonios, aquellos
que antaño Virgilio y Dante
una vez contemplaron.

Siento creer eludir mi tormento
y desde el interior rio a carcajadas,
efímeros supiros que escapan
a la comprensión humana.

Y yace el amor entre brasas en mi corazón,
huye la idea de mi realidad y el mundo onirico;
entonces evocó tu recuerdo y engullo devorando tus letras.

Como si el mismo Baco embriagara
por ultima vez la tinza de mi pluma,
transportandome con estos versos
al comienzo de tus besos,
etereós sueños que me roban
en este apartado e incierto infierno.

Miedo a La Luna, Miedo al Amor – 9.4.2012 – Henry J. White

Miedo a La Luna, Miedo al Amor – 9.4.2012 – Henry J. White


A la luna no la escribo por que anda en otras compañias,
y como buena estrella fugaz, ni se mete ni se metera,
y como el tiempo ha dejado claro,
nunca supo si estrellarse o ser parte de su realidad.

y a la muerte espero,
por que hace mucho tiempo q en la vida deje de soñar.
Ya no solo por la Luna,
si no por el pasado que mi vida deje marchitar.

Ni la fe, ni los sueños, recuperaron el hablar,
y sin ellos, mi alma se escondio en el mas oscuro despertar,
donde nada nace, ni deja de morir,
donde nada crece, ni vuelve a resurgir.

Nunca me has oido decirlo, ni lo haras,
hasta que exhale sin duda, mi autentico despertar.
De entre todas las personas y mis ideas solo vos conoces la verdad,
La verdad sobre mi alma.

Nunca bebere el amor de tus labios,
ni la amistad de tus caricias,
ni crecere al despertar con tu sonrisa,

No puedo amarte mas alla de los versos, o desvestiré el miedo entre mis abrazos.

Ni cuando vivas con la sonrisa de tu lado,
ni cuando las lagrimas asedien tus labios,
ni cuando el miedo viva en ti,
ni cuando la pesadilla no te deje dormir.

No puede quererte mas alla de mis versos, o me romperas en mil pedazos,

Y asi, mi querida Luna, la estrellas se forjaron.
Con mi corazon perdido y atormentado.
Con tu halo como manto,
con el miedo de mi corazon sobre tu mano.


Cuadro de Marta Moro

El Dia de La Luna – 8.3.2012 – Henry J.White

El Dia de La Luna – 8.3.2012 – Henry J.White


Rojos, negros y azules,
blancos y celestes,
la noche se viste de gala.
La Luna celebra su magia.

Bella y radiante,
es la envidia del firmamento,
tan misteriosa, tan deslumbrante,
tan seductora.

Hoy las estrellas le rinden pleitesia,
El sol sale mas tarde, para que ella,
Selene, muestre en todo su esplendor,
a cada ser vivo su belleza de dia.

Hoy la noche esta de fiesta,
Hoy la Luna es la verdadera estrella.

Feliz Cumpleaños
mi eterna y preciosa Luna.
Que el Viento sea el manto de esta dulce noche,
y te lleve a tus mas profundos y felices sueños.

Duerme – 3.3.12 – Henry J. White

Duerme – 3.3.12 – Henry J. White

Duerme bendita Luna, duerme
arropada por los versos del viento.
mecida por al sonrisa de la noche,
y del eterno abrazo del tiempo.

Duerme querida Luna, duerme
tranquila, nos reencontraremos en los sueños.
Dejare el recuerdo para los malos momentos.

Duerme pequeña hada,
guarda un hueco de tu alma
para mi verso eterno
y la brisa de mi amor etéreo.

Duermete ya, mi niña, duermete
antes de que sangre tinta.

Aaru – 28.02.12 – Herny J. White

Aaru – 28.02.12 – Herny J. White

Gotas excéntricas sobre
la copa de un viejo ciprés,
un triste cielo truena,
una mirada pétrea de una gárgola
desgarra mis entrañas.

Llueve en el cementerio de mis recuerdos,
aqui yacen los sueños de un escritor,
exiliado y olvidado del reino de Eros.

Hedónico y Dionisíaco, pereció
en la oscura y densa noche,
para ser relevo del eterno Caronte.

Allí, en los extensos dominios
del mismisimo Hades, tuvo que recorrer
cada dantesco recoveco, buscando sin encontrar.

Ningún Anemoi, fue capaz de ayudarlo,
así pues solo quedaba un lugar,
prohibido para el, allí moraría
escondida mi alma, atemorizada de mi.

Aaru…

¿Quien pudiese invocar a Jano Platisius, y Clavisius,
y arreglar cada verso que deje sin terminar?.

Aaru…

Aquí yacen los sueños,
recuerdos yertos de un mortal
sempiterno en el Duat.

Ruge aun el cielo,
hoy Selene no brillara.

El Angel Triste – 22.2.12 – Henry J. White

El Angel Triste – 22.2.12 – Henry J. White

Repican las cadenas de la eterna salvación.
Una puerta de entrada, sin salida.
Consumo mi energía, observando desde lo alto.
Rasgo cada nimio y etereo sueño,
y cada una de las pesadillas de este tormento.

Vestido de blanco, y con las espada de la eterna justicia,
araña cada nube que nos sirve de suelo,
para poder caer en el verdadero Cielo.

Dondo cada noche, y cada dia,
el Dolor y el Amor, entran en feroz combate
Donde la Luna y El Sol, se jugaron la divinidad.
Donde es posible soñar, y que se haga realidad.

Alli donde la nada puede serlo todo,
y todo se puede esfumar.

Pero… Yo.

Yo debo guardar mi puesto,
no pensar, no preguntar, no sentir.
Ser el Guardian de las Almas Perdidas…
…en el Paraíso.

Yo soy el único Angel que no puedo bajar,
sediento de sentimientos,
ni siquiera espero a la Muerte,
pues no existe para mi.

Soy la Gran guia de toda Alma mortal,
pero sin Alma, ni Guia, para mi.

¿Quien dijo que un Angel debe ser Feliz?

La Grieta – 21.2.12 – Henry J. White

La Grieta – 21.2.12 – Henry J. White

Irradian rojas sobre la mejilla,
mil gotas del viejo amor.

Un crujido sobre el pecho,
y bajo el, un corazon que no late,
muerto hace mucho tiempo.

Lo arroje al abismo, esperando uno nuevo
pero regreso aun mas vacio,
y los sueños fueron desapareciendo.

Y mi Alma fue castigada
por no olvidar la Grieta,
por no perdonar aquella Vida,
por Amar sin limite ni esperanza.

Asi entre recuerdos
de una vida pasada,
se envenenan mis versos.

Caigo rendido sobre mis manos
en este angosto, y olvidado tintero.
Suplicas Inútiles a la Parca.

Hidden Soul – 21.2.12 – Henry J. White

Hidden Soul – 21.2.12 – Henry J. White


Blanca y poderosa me vigila
cada amanecer, cada atardecer,
en los recuerdos y en los sueños.

Esconde mi alma entre sus hermanas,
pequeñas hadas de la noche.
Que me impiden encontrarla.

Y la sangre se hace dueña de mi.
Grito a destiempo entre mis sueños
Encadenado en mi propio destierro.

Yo! – 23.9.09 – Henry J. White

Yo! – 23.9.09 – Henry J. White

Yo,
que con alma en penumbra,
siento que tus palabras
mi corazón alumbra.

Yo,
mientras sueñas y duermes
susurro junto a tu oído,
versos dulces y tiernos.

Yo,
y solo yo,
suspiro cada noche, por verte
sonreír cada mañana junto a mi,
al levantarte.


Corregida el 13 de Enero del 2017
Texto: #179
Poesía: #118