Natalia – Henry J. White – 3.5.06

A mi vida, luz blanca y ciega
que arde en mi interior,
deseosa de tus caricias,
temerosa de tus enfados.

A mi vida que solo ella,
fue capaz de hacerme
sentir persona,
que hizo de mi cuerpo
escultura, esculpida entre versos.

Por los miedos de mi alma,
que entre besos ella calma,
y entre sus palabras,
desvanecen mis temores
entre lágrimas.

Lágrimas, de pena y de dolor,
se convierten en preciosas melodías,
de arrumacos de cariño,
y de esbelto amor.

A mi vida que eres tú,
y sin ti Natalia
mi amor sería muerte,
y muerte, mi desesperación,
al no hallar en mi corazón
la salvación de tu amor.


//Para Natalia P.M.\


Corregida: 5 de Enero del 2017
Texto: #120
Poesía: #68

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario