Magico Dia – Henry J. White – 27.5.07

Era ya muy tarde, el sol
se escudriñaba en la lejanía del horizonte.

Ella estaba ensimismada,
mirando a aquel chico,
que entre versos
dibujaba aquel anaranjado cielo.

Una suave brisa movía delicadamente
aquellos preciosos rizos.
Mientras aquel chico
acariciaba el rostro
de aquella doncella,
que tantas veces
había soñado entre sus textos.

Era una mágica tarde,
en que ambos enamorados,
se deleitaban admirándose,
amándose entre miradas y caricias.

Así pues dieron paso
al cenit de aquel día,
dejando que les protegiesen.
Las mas nobles estrellas


Corregida: 9 de Enero del 2017
Texto: #140
Poesía: #82

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.