Envidia Mediterránea – 16.8.12 – Henry J. White

images (2)

Encumbre su mirada, mas allá
de donde podía brillar,
y sus curvas, envidia del oleaje Mediterráneo
ensalzaban la belleza, de nuestro tranquilo mar.

Etereos besos que portaban las gaviotas,
y sucumbian en las suaves playas del Arenal.
El Peñon como testigo, de su inquebrantable amistad,
y la Luna sobre el, con la brisa del viento,
guardian eterno de su amor inmortal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.