Angelica Mirada – Henry J. White – 26.1.04

Si pudiera decirte dos palabras,
con los ojos responderías,
tus ojos amelados,
alzan mi alma helada.

Si pudiera hablarte, [ callaría,
para hacerlo susurrándote,
decirte dulcemente
que te quiero, que te amo
que sin ti no soy humano.

Tus ojos sinceros y cariñosos
me incitan a llevarte de la mano.
Tu alma siempre pura,
hace de mi vida segura.

Ahora que por fin
te he encontrado,
que el destino
nos ha acercado.

Voy a luchar por estar a tu lado
no me detendré por nada ni nadie,
jamas te olvidaré,
jamas te dejaré.

Quiero estar junto a ti,
ahora, mañana y siempre
cerca de ti.

No olvides este escrito,
pues no fue escrito con la mano,
sino con el corazón,
y un puro sentimiento.

Si te quedas sin palabras,
no desesperes, pues
nunca se acabaran tus miradas.

Miradas firmes y delicadas,
siempre me guiáran cada mañana,
recordándome que te quiero, que te amo
que sin ti, yo no soy humano.


//Para Itziar C.G.\\


Corregida: 3 de Enero del 2017
Texto: #71
Poesía: #31

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario