Amigo – Henry J. White – 28.9.2003

Cada momento perdido, piensas, reflexionas sentado, tumbado, creyendo haber echo lo mejor.

¿Quien sabe?, tal vez lo peor. No debió haber ocurrido. Nada lo hubiera detenido. Estaba destinado, era su momento.

Hoy por hoy, las nubes le han soltado, por fin a volado. Ya no es uno de los nuestros, el Río se lo ha llevado, junto a su hermano, el mar.

Madre de todo, de la naturaleza, de la vida, de la nada, de la muerte. Ya no reirá con nosotros.
El cielo se ha cubierto de carmín, tal vez hasta se haya manchado. Cuando miremos, observando el horizonte, veremos su silueta, allí donde le gustaba callar, silbar y con el rió charlar. Estará ahí, seguro, en el arroyo junto al monte.

Buen amigo fuiste de todos, de nosotros, de la tierra, de ellos, del mar. Tus queridos amigos te recordaremos ahora, siempre, hasta que el fluir del rió, se oiga fuerte, cercano, y nos cojas la mano.

Por fin, nos vuelve a juntar hoy, de nuevo, mañana, siempre. Que nos guié hasta ti, mientras escucha: Espérame tranquilo, sereno, pues pronto, o tarde, llegaré a tu lado. Querido hermano, Querido amigo.


Corregida: 3 de Enero del 2017
Texto: #61
Escrito: #10

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario